Saludo a las Madres Cristianas Santa Mónica. 27 de junio de 2014

27/06/2014

.

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Argentina: Es mi deseo que estén muy bien, con la gracia de Dios.

En primer lugar, les comparto que el Encuentro anual de Mónicas en San Millán fue muy bendecido por el Señor. Así que las invito a dar gracias, una vez más, por la expansión de la Asociación.

Participaron 21 personas, de las cuales 12 fueron parejas de esposos. Todo se desarrolló conforme a lo programado. Desde el principio reinó un ambiente muy notable de acogida, integración y colaboración en todo. Fueron dos días completos, llenos de experiencias interpersonales, conyugales y religiosas.

Se alternaron las tres charlas del P. Ismael sobre la Trinidad con los momentos de diálogo, trabajo en grupo y oraciones; aparte de la visita a los dos monasterios.

Momento culminante fue la misa de clausura: Ejercicio de sanación en el acto penitencial, renovación de las promesas bautismales después de la homilía, efusión del Espíritu sobre la asamblea con imposición de manos y con renovación de las promesas matrimoniales. Como ven, muy completo. Dios hizo su obra en todos y cada uno. Se notaba mucha unción espiritual. En fin, los hermanos se fueron muy contentos y felices.

Gracias por sus oraciones, pues nada sucede si Dios no da el incremento. Bien, y como ya comienzan en algunas partes las vacaciones estivales, les deseamos muchos días de asueto, serenidad, descanso, comunión familiar y celebraciones de la vida y de la fe.

Dios las bendiga. Les pido oraciones por el capítulo provincial que celebraremos aquí en San Millán a partir del 10 de julio. Que sea para bien de todos y gloria de Dios. Hasta el próximo mes. Un abrazo. Con estima personal, p. Ismael

 

Volver


Saludo a las Madres Cristianas Santa Mónica. 27 de mayo de 2014

12/05/2014

1)

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de España:

Al recibir este saludo os deseo que estéis viviendo con mucha alegría la Pascua del Señor. Dentro de pocos días recibiremos el Espíritu Santo que sellará nuestra experiencia del Señor Resucitado. Dios no nos abandona. Ánimo.

Estamos concluyendo el mes de mayo, el Mes de María por excelencia. Seguro que habréis puesto bajo su manto vuestros hogares y le habréis confiado vuestras necesidades. Con gusto me uno a vuestras oraciones. María es modelo supremo para vuestra misión.

Acabamos de acompañar espiritualmente al Papa Francisco como peregrino de la paz y de la unidad en Tierra Santa. Que vosotras aprendáis cada día a promover la paz y la unidad en vuestras familias.

Y dentro de dos semanas celebraremos el VI Encuentro anual de las Madres Mónicas, aquí en San Millán (13-15 junio). Os agradezco las oraciones por esta intención y espero con mucha ilusión a las que se están inscribiendo. Será un gusto compartir experiencias y convivir fraternalmente como lo hicieron Santa Mónica y San Agustín, en el Amor de Dios.

Recibid mi saludo cordial y que Dios os bendiga abundantemente. Con estima personal, p. Ismael

2)

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de Argentina, Perú, Venezuela, México, USA., Guatemala, Panamá, Colombia, Chile… y de América en general:

Al recibir este saludo les deseo que estén viviendo con mucha alegría la Pascua del Señor. Dentro de pocos días recibiremos el Espíritu Santo que sellará nuestra experiencia del Señor Resucitado y nuestra esperanza. Dios no nos abandona. Ánimo.

Estamos concluyendo el mes de mayo, el Mes de María por excelencia. Seguro que habrán puesto bajo su manto sus hogares y le habrán confiado todas sus necesidades. Con gusto me uno a sus oraciones. María es modelo supremo para todas ustedes como mujeres, esposas y madres.

Acabamos de acompañar espiritualmente al Papa Francisco como peregrino de la paz y de la unidad en Tierra Santa. Que ustedes aprendan cada día a promover incansablemente la paz y la unidad en sus familias.

Y dentro de dos semanas celebraremos el VI Encuentro anual de las Madres Mónicas, aquí en San Millán (13-15 junio). Les agradezco las oraciones por esta intención y espero con mucha ilusión a las que se están inscribiendo para participar. Será un gusto compartir experiencias y convivir fraternalmente, como lo hicieron Santa Mónica y San Agustín, en el Amor de Dios.

Reciban mi saludo cordial y que Dios las bendiga abundantemente. Con estima personal, p. Ismael
.
 

Volver


Saludo a las Madres Cristianas Santa Mónica. 27 de enero de 2014

27/01/2014

.

1) ESPAÑA

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de España:

Mi saludo cariñoso en este primer mes del nuevo año. Pido al Señor que os bendiga en este año 2014, proteja vuestros hogares y os conceda salud, trabajo, armonía familiar y la paz.

A ver si este año podemos incrementar el fervor de las madres que forman los coros de oración en diversos lugares de España y América. Agradecemos a Dios la solicitud de formar coros en Asturias, y rezamos para que muchas madres oren por la fe de sus hijos y la santificación de sus hogares. En América también han solicitado establecer o fortalecer la asociación en Panamá capital y en Argentina respectivamente.

La nueva evangelización pasa por la promoción de la mujer y de la madre, la defensa de la vida y del matrimonio. Estamos trabajando en esa opción pastoral. Además, a finales de este año tendrá lugar el Sínodo sobre la Familia en Roma. Procuremos colaborar en la preparación del mismo a fin de que se cosechen muchos frutos espirituales para la Iglesia y la sociedad, para todo el mundo.

Aquí en España celebraremos, Dios mediante, el encuentro anual de las madres mónicas en San Millán durante el mes de junio.

No os quito más tiempo. Que Santa Mónica os alcance del Señor cuanto necesitáis, y así el Señor siga estando grande con vosotras, vuestros esposos e hijos. Con aprecio personal, p. Ismael

.

1) AMÉRICA EN GENERAL (Argentina, Perú, Venezuela)

Estimadas Madres Cristianas Santa Mónica de América:

Mi saludo cariñoso en este primer mes del nuevo año. Pido al Señor que las bendiga en este año 2014, proteja sus hogares y les conceda salud, trabajo, armonía familiar y la paz.

A ver si este año podemos incrementar el fervor de las madres que forman los coros de oración en diversos lugares de América y España. Agradecemos a Dios la solicitud de formar coros en Panamá Capital. Ya les he enviado las oraciones y están con mucho entusiasmo. También he recibido buenas noticias de Rosario, de Citybell y de otros lugares de Argentina. Pidamos al Señor que muchas madres oren por la fe de sus hijos y la santificación de sus hogares.

Finalmente nos alegra muchísimo que hayan solicitado formar coros de oración en Asturias, España. Ya tienen las oraciones y esperamos informes positivos. Apoyemos esta iniciativa con nuestras súplicas a Santa Mónica.

La nueva evangelización pasa por la promoción de la mujer y de la madre, la defensa de la vida y del matrimonio. Estamos trabajando en esa opción pastoral. Además, a finales de este año tendrá lugar el Sínodo sobre la Familia en Roma. Procuremos colaborar en la preparación del Sínodo a fin de que se cosechen muchos frutos espirituales para la Iglesia y la sociedad, para el mundo entero.

Aquí en España celebraremos, Dios mediante, el encuentro anual de las madres mónicas en San Millán durante el mes de junio.

No les quito más tiempo. Que Santa Mónica les alcance del Señor cuanto necesitan, y así el Señor siga estando grande con ustedes, sus esposos e hijos. Con aprecio personal, p. Ismael
 

Volver


Comunidades Madres Cristianas Santa Mónica (2): Argentina

12/12/2013

Comunidad MM. Cristianas Sta. Mónica (2): Argentina, Gualeguaychú.

La alegría de las madres que colaboran en los planes de Dios

La alegría de las madres que colaboran en los planes de Dios

.

Historia de nuestra Comunidad Madres Cristianas Santa Mónica de Gualeguaychú

.

Las notas que siguen las ha escrito la Sra. Leticia María Cruz, principal animadora de esta comunidad.

Los comienzos de la Comunidad

Hace 5 años -mediados de setiembre de 2009- comenzaba nuestra Comunidad en un salón de la Parroquia San Juan Bautista y Beato Juan XXIII, de la ciudad de Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos, República Argentina.

Convoqué a dos madres amigas. Una de ellas estaba pasando por una situación familiar compleja. Estas dos convocaron a otras; la cosa es que ese día comenzamos 9; yo no lo podía creer, estaba súper feliz, y ese día empecé a darme cuenta de lo que esto significaba para una “mamá”. Armamos un coro y dos madres quedaron en otro coro a la espera de completarlo, pero haciendo todo lo que la Comunidad nos pide.

A fin de año ya había 3 coros de oración -siete madres- completos, y otras comunidades de la Diócesis de Gualeguaychú ya querían participar para ver cómo se hacía para rezar por los hijos y la familia.

Cuando habían pasado unos meses y el Sacerdote de mi Parroquia, por ese entonces Arlel Crettaz, ya me había autorizado a que las madres pudieran participar en las distintas festividades de la vida parroquial, había que presentar la comunidad al Obispo de la Diócesis de Gualeguaychú, Mons. Jorge Lozano.

Él recibió nuestra información de muy buena voluntad; en algún momento, cuando viajaba a Buenos Aires, se ofreció para llevarme las planillas y el dinero de libritos, medallitas, etc. que me habían mandado de la Vicaría.

Sé que él tiene muchos amigos en los Agustinos, de hecho él se quedaba ahí, y ha viajado a Colombia visitando alguna de sus comunidades. En este momento no lo molesto más porque nos atiende el encargado de la Pastoral Social.

Poco a poco la Asociación se fue propagando a todas las Parroquias de la ciudad, y más tarde a otros departamentos de la Diócesis. Hoy estamos, aparte de la ciudad de Gualeguaychú -mismo nombre de la Diócesis-, en Pueblo Belgrano, Concepción del Uruguay, villa Paranacito, Victoria, Rosario del Tala, Galarza, y Paraná -que es otra Diócesis- y les mandé el material para que se armaran coros.

Organización de la Comunidad en la actualidad

Actualmente en la ciudad de Gchú, hay 54 coros que se encuentran en 10 Parroquias de aquí.

En Concepción del Uruguay funcionan 43 coros, pertenecientes a 4 Parroquias de esa ciudad. *1

En Galarza hay 10 coros que pertenecen a la Parroquia de esta ciudad que en realidad es una población pequeña.

En Victoria 8 coros, 6 en una Parroquia y 2 en la otra. Debe de haber algún coro más pero no me han enviado los datos.

En Rosario del Tala, la más nuevita de este año, 4 coros; al Sacerdote de la otra parroquia le tengo que mandar el material porque prácticamente tiene armados ya 2 coros más.

En Paraná, -es Arquidiócesis-, 2 coros. Son los últimos datos que poseo.

Total General: 123 coros, 861 Mónicas.

Madres Mónicas de Gualeguaychú, Argentina

Madres Mónicas de Gualeguaychú, Argentina, 2013

Animación espiritual y comunitaria

En todos estos casos la primera vez los asesoro, les mando el material y luego les envío todas las planillas para que se independicen y traten directamente con Buenos Aires.

Lo que hago es animar el tema de formación, retiros, Via Crucis, etc., Además envío a los coros todo lo que recibo de los Agustinos Recoletos, en concreto su saludo del mes, aquí en mi ciudad, y con las demás coordinadoras me mantengo en contacto.

Luego del retiro anual de este año armé un facebook solamente para evangelizar y llegar mejor a todas en todos lados, eso me ha ayudado muchísimo.

También en el retiro, desde hace 3 años, yo hago un power para refrescar un poco la organización, historia, condiciones para pertenecer a la comunidad, les dejo el blog suyo -ismaelojeda.wordpress.com- al cual la mayoría ha entrado.

Formación en la fe. Actividades varias. Espiritualidad de las madres mónicas.

Todos los años me organizo. Primero tenía cuatro compañeras de coro para que me ayudaran en la organización del año, de marzo a julio, actividades de formación una vez al mes, es interparroquial.

Antes de semana santa Via Crucis, en un campo, donde un artista de la Ciudad hizo esa obra de gran valor artístico y espiritual; todos los años caminamos las estaciones meditando, rezando y cantando, luego compartimos a la canasta unos mates y algo para la merienda; vienen de todas las parroquias, de aquí muchas.

En esta actividad solo participamos las Mónicas porque los curas, monjas y demás agentes de pastoral están llenos de cosas y realmente no pueden acompañarnos; aparte se hace un sábado para que al otro día participen de la Misa de Ramos, comienzo de la semana santa…

En Cuanto a las personas asesoras que nos alimentan espiritualmente convoco a Sacerdotes de la Diócesis, Monjas: una Franciscana y otra de la Cial. de María, Consagradas, equipo de Pastoral de adicciones del Obispado, para que nos den temas referidos a Santa Mónica, San Agustín, Familias actuales, Espiritualidad del Matrimonio, Problemas de la sociedad actual, Nuevas juventudes, Noviazgos actuales, falta de compromiso, Adicciones, Rezar con los Salmos, Mujeres del Antiguo Testamento, en 2013 vimos Ruth, este año estudiaremos otra, Explicación de la Misa, teniendo en cuenta que se trata de madres poco evangelizadas en algunos casos o bien que sólo han recibido sacramentos y luego no han vuelto a integrarse.

Más temas: Esperanza ante conflictos familiares, como los tuvo Mónica con su hijo Agustín y su esposo, cómo tratarnos en la familia, tomar el ejemplo de Sta. Mónica. También está el material de nuestro Papa Francisco sobre todo la Homilía Sínodo de la Familia. Una mujer en esta vida actual, autoridad perdida, César Labaké… En fin, varios temas al respecto los dio una hermana de la Cía. de María; fue lo último; estuvo maravilloso.

Hoy tercer miércoles de mes tenemos formación con el P. José María Aguilar de la Parroquia Luján, allí acudimos todas a las 18 hs., luego nos expondrá el tema que haya elegido, pues esta vez lo dejé a su libre albedrío; tenemos que llevar Biblia y anotador, luego la Misa.

El Padre Oscar Menescardi desde hace 4 años nos da el Retiro Anual, y se puede decir que es nuestro asesor visible; además contamos con los padres José María Aguilar, Marcelo Carraza, Héctor Trachitte, y otros tantos con los que consulto y me hacen aportes que tengo muy en cuenta.

La iniciativa del retiro la compartí con el señor Obispo a quien le pareció bien y realmente ese Retiro anual hasta el momento funciona fantástico.

Madres Mónicas de Gualeguaychú, Argentina

Madres Mónicas de Gualeguaychú, Argentina, 2013

.

Método, medios y funcionamiento de la Comunidad

Me baso exclusivamente en lo que me envían de la Vicaría de Agustinos Recoletos de Bs. Aires, hay instructivos sobre la forma de manejarse que los tengo desde siempre, ahí figura en la planilla de coros la dirección de la Sra. Marta Veronelli, Vicaría de las Mónicas, en Buenos Aires; ella me asesoró desde el principio. Ahora hay otro Sacerdote en Buenos Aires que se llama Quintana, Rubén Darío, al cual todo dinero que se mande hay que depositárselo a su cuenta.

Marta me manda el material que le pido para formar coros y yo lo distribuyo según la necesidad como le conté antes, al principio los asesoro y los proveo, luego trato que se independicen y traten directamente con Buenos Aires en el caso de las otras localidades.

Ya me reuní con todas la parroquias para cerrar fechas de actividades para 2014, sólo queda ver a quién le vamos a pedir las distintas charlas de formación, y todo lo que hacemos durante el año.

Proyección evangelizadora:

+ Reuniones mensuales de formación: 3eros miércoles de mes, se hace en distintas parroquias, siempre a cargo de algún Sacerdote, Monja, Consagrada, Equipo Diocesano, Psicólogo, Médico, Sociólogo (siempre teniendo en cuenta nuestro propio ideario).

+ Vía Crucis Anual comunitario antes de Semana Santa.

+ Retiro Anual comunitario: último domingo de Agosto.

+ Misa Anual: en algunas parroquias es todos los 27, en la nuestra 4to. Domingo de mes. Según acuerden los coros de cada parroquia.

+ Participación de Mónicas en instancias Diocesanas como desde el 2012 nuestra Asamblea Diocesana de la cual salieron nuevos lineamientos en los temas más importantes de nuestra Iglesia, y “familia” es uno de ellos.

+ Cadenas de Oración: últimamente nos tienen como referente de Oración de intercesión a nosotras, inmediatamente organizo la cadena y se hace.

Asesor Espiritual

El Padre Oscar Menescardi desde hace 4 años nos da el Retiro Anual y se puede decir que es nuestro asesor visible, aunque el Padre José María Aguilar, Marcelo Carraza, Héctor Trachitte, y otros tantos nos ayudan en diversas ocasiones y necesidades.

Frutos que se cosechan

** Más oración, más vida comunitaria en cada parroquia y cuando nos encontramos de todos lados, ni hablar, el día del Retiro o Vía Crucis.

** Un volver a la espiritualidad, participar de los Sacramentos, especialmente la Misa, integración espontánea a la comunidad parroquial, algunas están dando catequesis. En Argentina tenemos un problema gravísimo, no conseguimos catequistas, es algo que tendremos que ver cómo solucionar, dado que la gente por la situación social adversa trabaja mucho y no le queda mucho tiempo para los compromisos religiosos.

** En un principio los Sacerdotes eran reticentes a recibir la Comunidad porque pensaban que les íbamos a complicar la vida con más compromisos, ahora ellos mismos lo piden y se comunican conmigo como en este año, de dos localidades.

Conclusión

Creo, Padre Ismael, que lo más importante es el ardor, el amor, el tiempo, las ganas de contagiar a más madres para que vivan lo mismo que yo vivo con otras madres en la actualidad; porque tenemos iguales problemas, iguales felicidades, iguales situaciones, pero de la mano de Sta. Mónica y con la oración y apoyo de tantas madres Mónicas de otras comunidades podremos ir adelante cumpliendo nuestra vocación de esposas y madres cristianas.

Espero le sirva, Padre Ismael. Ya me contará.

Leticia María Cruz

.

 
 

Volver


Comunidades Madres Cristianas Santa Mónica (1): Perú

30/11/2013

.

Virgen de la Expectación

.

COMUNIDAD MADRES CRISTIANAS SANTA MÓNICA EN PERÚ

La siguiente nota sobre las Madres Cristianas Santa Mónica en el Perú es la primera de una serie que proseguirá, Dios mediante.

La Asociación Madres Cristianas Santa Mónica fue instaurada en el Perú a finales del año 1997. Se abrieron Coros de Oración en los ministerios que la Orden de Agustinos Recoletos tiene en el Perú.

La acogida de las madres comprometidas en las parroquias fue casi entusiasta. La Asocación se fue difundiendo y entraron parroquias diocesanas motivadas por los párrocos que ven en este apostolado una ayuda para las madres.

La comunidad de Madres Cristianas no programa reuniones ni formación sistemática para sus integrantes, ya que la mayoría de madres asociadas pertenecen a grupos parroquiales.

Solo se motiva en ellas la oración en cadena pidiendo la fe de sus hijos. En Lima, sobre todo, la maternidad espiritual lleva consigo la oración por las vocaciones religiosas. Algunas pertenecen a la Obra de Becas y Vocaciones y colaboran con su aporte económico.

¿Cómo se desarrolla enn las parroquias la comunidad de las Madres Mónicas, tal como se las conoce entre nosotros?

Es importante la perseverancia en la oración personal: para que las madres no decaigan en su plegaria se empezó a celebrar la misa mensual cada 27 de mes, en honor a Santa Mónica. Y la invitación especial para el 27 de agosto, fiesta de la Patrona, se lleva a cabo en cada uno de nuestros ministerios.

Hablando específicamente de la parroquia Nuestra Señora de la Caridad, a esta misa del 27 de agosto acuden unas 100 madres, muchas de ellas acompañadas de sus esposos e hijos. A las misas mensuales acude un grupo más bien pequeño.

Se ha tratado de reunirlas en algunos meses del año, pero se presenta el problema de que muchas son muy mayores y les cuesta movilizarse a la parroquia.

Últimamente se pasó una carta a las coordinadoras de cada ministerio para que motiven a sus asociadas y se les sugirió formar pequeños equipos para visitar a estas madres, que apenas salen de casa, siquiera una vez al mes y rezar con ellas un rosario.

En la parroquia La Caridad se invitará a las madres a una reunión en el mes de noviembre para que el Padre Párroco escuche sus inquietudes y les hable sobre los fines de la comunidad.

En la parroquia Santa María Magdalena el Padre Asesor las reúne una vez al mes; acuden unas quince madres.

En Chiclayo el Padre Asesor las ha reinscrito y tienen una reunión mensual los días 27 de cada mes a la que acuden unas 30 madres.

Además de éstas, hay comunidades de Madres Mónicas en Santa Rita de Miraflores, en Chota y en Arequipa. En otra crónica daremos relación de las mismas.

En Lima, la parroquia Nuestra Señora de la Encarnación es pionera entre las diocesanas y el Párroco es el animador de las madres afiliadas. Hay una encargada parroquial con la que se mantiene contacto una vez al mes. Se celebra la misa mensual el último viernes de mes y el Párroco motiva a las madres en las misas dominicales.

Al día de hoy, en Perú, se han formado ya 937 coros (680 en Lima y 257 en provincias). Por lo general, las madres asociadas rezan con perseverancia, en algún momento del día que han elegido, pidiendo al Señor por la fe de sus hijos.

Desde la oficina de la Vicaría de Lima, se trata de mantener la comunicación con las responsables de los coros, pero en particular con las madres que viven en las zonas cercanas a la parroquia donde se encuentra establecida la Comunidad.

(Crónica redactada por la Sra. Ana María Vega, secretaria de la Vicaría y coordinadora de la Asociación en el Perú).

Entra aquí para conocer más: http://madresmonicasperu.blogspot.com.es/2008/09/comunidad-de-madres-cristianas-santa.html

 

Volver


I.- ORACIÓN DE LAS MADRES CRISTIANAS SANTA MÓNICA POR LA FE DE LOS HIJOS

16/11/2013

.

Padre y Señor nuestro, fuente de toda vida, somos madres cristianas. Con tu bendición y la cooperación de nuestros maridos, hemos concebido para esta vida temporal a nuestros hijos. Pero nuestra misión no termina con el nacimiento de los hijos: queremos también concebirlos para la vida eterna.

Para lograrlo, insistimos con igual devoción y constancia que santa Mónica en estas peticiones, repitiendo esta súplica:

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, como santa Mónica, guiemos a nuestros hijos hacia ti con nuestra propia vida, más decididamente cristiana cada día.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que nos esmeremos en lograr la plena cooperación de nuestros esposos en sembrar y consolidar la fe de los hijos.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, como santa Mónica, tratemos bien a nuestros hijos, y procedamos en todas las circunstancias con dulce serenidad, autoridad y amor.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que estemos pendientes de la evolución del carácter de nuestros hijos, y atentas a los diversos ambientes en que se desenvuelve su vida.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que de tal modo comuniquemos la fe anuestros hijos, que ellos se preocupen de vivirla y transmitirla a los demás.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, si brotara en alguno de nuestros hijos o hijas el germen de una consagración religiosa o sacerdotal, seamos generosas colaboradoras de su vocación.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que transmitamos a nuestros hijos el conocimiento y amor a la diócesis y a la  parroquia en que vivimos, y les enseñemos a colaborar con ellas.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, si algún hijo nuestro se desvía del buen camino, los padres sepamos cercarlo de amor, oraciones y consejos, hasta conseguir su retorno a la fe y a la práctica religiosa.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, en el trato con otras madres, nos interesemos por sus necesidades, despertemos en ellas su responsabilidad cristiana y logremos integrarlas a la vida de  la parroquia y de la Iglesia.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

 

 Oración a la Virgen María

Nuestra Señora de la Consolación

Virgen María, Madre de la Consolación, que consolaste a santa Mónica dándole la inmensa alegría de ver cómo el Espíritu Santo transformaba la inteligencia y el corazón de su hijo Agustín haciéndolo cristiano; sé también nuestro consuelo.

Danos el gozo de ver a nuestros hijos firmes y felices en la práctica de la fe que en sus almas sembramos desde que los concebimos en nuestro ser.

Y si alguno se ha desviado, danos, Madre nuestra, la alegría de verlo retornar a la fe; y así poder gozarnos en la realización plena de nuestra vocación como madres cristianas. Amén.

 

Oración conclusiva

Señor Dios nuestro, fuente de toda familia, concédenos que, imitando a santa Mónica, vivamos nuestra fe cristiana con dedicación y alegría en medio de nuestros hogares.

Y que, como ella, sepamos influir positivamente sobre la fe de nuestros hijos, de tal modo que algún día tengamos el gozo inmenso de verlos junto a nosotras en tu Gloria, por toda la eternidad. Así sea.
(Con las debidas licencias)

.

¿Puedes hacer algo más por la fe de tus hijos? 

Sí, algo muy importante: lograr que tu marido comparta contigo la preocupación por la fe de vuestros hijos. Procura que, diariamente o al menos en fechas señaladas, rece contigo la oración por la fe de los hijos. Tenemos preparada una versión de esta oración, para cuando los dos la recéis juntos. Son muchas las madres que ya lo han conseguido. Así fortalecerás el amor conyugal y alcanzarás más fácilmente el bien integral de la familia.

Todavía puedes algo más: en tu familia y entorno social, entre tus amistades, tratas a muchas madres a las que fácilmente podrías atraer a nuestra Comunidad, despertando en ellas un renovado amor a los hijos y un aprecio mayor de la maravillosa vocación de esposas y madres cristianas.

Si no tienes hoja de inscripción para formar nuevos coros de oración o deseas cualquier otro informe, comunícanos tus inquietudes.

Dios te bendiga en todas tus necesidades y proyectos.

 

Volver


II.-  ORACIÓN DE LOS PADRES CRISTIANOS POR LA FE DE LOS HIJOS

15/11/2013

.

Padre y Señor nuestro, fuente de toda familia, somos un matrimonio cristiano. Como esposos, formamos una comunidad conyugal gracias al Espíritu de comunión derramado en nuestros corazones por el sacramento del matrimonio. En virtud de tu llamada, nos sentimos padres dadores de vida. En esta oración compartida te rogamos, Dios nuestro, que la fe cristiana oriente toda nuestra vida, individual y familiar.

Con tu bendición hemos engendrado a nuestros hijos para la vida temporal. Pero nuestra vocación nos pide colaborar con tu gracia y engendrarlos también para la vida eterna. Ya que de ti los hemos recibido como un don precioso, confiamos que nos concederás cuanto necesitamos para hacerlos hijos tuyos. Sólo así lograremos ser padres en plenitud, y nos sentiremos felices con nuestra vocación de esposos y padres.

Para lograrlo, hemos escogido como patrona y modelo a santa Mónica. Ella alcanzó la felicidad entregándose a su esposo de todo corazón y cuidando a los hijos, en especial a su hijo Agustín. Santa Mónica perseveró en la súplica constante por los suyos hasta convertirlos a ti plenamente. Como ella, también nosotros te presentamos nuestras peticiones, y repetimos en sincera comunión de fe y sentimientos esta súplica:

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que miremos siempre a la Sagrada Familia de Nazaret como modelo de nuestro hogar, e imitemos sus virtudes domésticas.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que durante toda nuestra vida sepamos colaborar contigo en la generación y educación de nuestros hijos con responsabilidad y amor.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que seamos dóciles a la acción del Espíritu derramado sobre nuestros hijos en el bautismo, y los hagamos crecer sanos en cuerpo y alma.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que nuestros hijos vivan felices en el seno de un hogar lleno de fe y de ternura que tratamos de construir día a día.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que ambos colaboremos activamente en la preparación de la primera comunión de nuestros hijos, y los guiemos hacia la confirmación de su fe personal y adulta.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que logremos que nuestros hijos aprecien los sacramentos de la penitencia y eucaristía, y junto con nosoros vivan la fe, sobre todo los domingos y fiestas.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, como santa Mónica, tratemos bien a nuestros hijos; y si hubiera que reprenderlos, lo hagamos con serenidad, autoridad y amor.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, si brotara en alguno de nuestros hijos o hijas el germen de una vocación religiosa o sacerdotal, sepamos colaborar contigo para consolidarla y agradecerla.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que si alguno de nuestros hijos vacila en la fe o se desvía de ella, nosotros sepamos cercarlo de consejos y oraciones, hasta que retorne a la fe.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que demos ejemplo a nuestros hijos y nietos en su ardua tarea de formar verdaderos hogares cristianos.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

  • Para que, al tratar con otros padres, avivemos en ellos su preocupación por el porvenir y bienestar espiritual de sus hijos, y logremos acercarlos a la vida de la Iglesia.

¡Ayúdanos, Padre y Señor nuestro!

           

 Oración a la Virgen María

Nuestra Señora de la Consolación

Virgen María, Madre de la Consolación, que consolaste a santa Mónica dándole la inmensa alegría de ver cómo el Espíritu Santo transformaba la inteligencia y el corazón de su hijo Agustín haciéndolo cristiano; sé también nuestro consuelo.

Danos el gozo de ver a nuestros hijos firmes y felices en la práctica de la fe que en sus almas sembramos desde que los concebimos en nuestro ser.

Y si alguno se ha desviado, danos, Madre nuestra, la alegría de verlo retornar a la fe; y así poder gozarnos en la realización plena de nuestra vocación como madres cristianas. Amén.

.

Oración a San Agustín

Bienaventurado padre san Agustín, tú llegaste a la fe por la oración de tu bendita madre santa Mónica. Tú creías, y así lo enseñabas, que una madre cristiana sólo culmina su misión cuando logra poner a sus hijos en las manos de Dios y en el seno de la Iglesia católica. Te pedimos atiendas nuestras súplicas por nuestros hijos y nietos, para que les ayudemos a vivir en la verdad. Y, si llegan a desviarse de nuestra fe, los hagamos volver al buen camino.

Glorioso san Agustín, que una vez convertido te consagraste al servicio divino como monje, y al servicio de la Iglesia como sacerdote y obispo; alcánzanos de nuestro Padre Dios que, si alguno de nuestros hijos o hijas siente la vocación sacerdotal o religiosa, nosotros le ayudemos en su decisión y en su fidelidad a la llamada. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

Oración conclusiva

Señor Dios nuestro, fuente de toda familia, concédenos que, imitando a santa Mónica, vivamos nuestra fe cristiana con dedicación y alegría en medio de nuestros hogares.

Y que, como ella, sepamos influir positivamente sobre la fe de nuestros hijos, de tal modo que algún día tengamos el gozo inmenso de verlos junto a nosotras en tu Gloria, por toda la eternidad. Así sea.

 (Con las debidas licencias)

 

Volver